Cena ligero en primavera con estas tres recetas saludables

Curiosidades 13 Visitas

Ahora puedes cenar ligero y saludable con estas deliciosas recetas y olvídate de irte a la cama con el estómago demasiado lleno. ¡La cena prepara el descanso!

Ya comenzo la primavera y, con ella, diferencias de temperatura. Por eso te traemos tres recetas muy sencillas para tus cenas. Dos platos calientes y un plato frío, para que puedas elegir según el tiempo que estés disfrutando en tu localidad.

Pero antes, conviene revisar tres conceptos erróneos pero muy extendidos aun a día de hoy sobre la última comida del día. ¡Vamos a ello!

Desayuna como un rey, almuerza como un príncipe y cena… ¿Cómo un mendigo? ERROR

Nada más lejos de la realidad. Es sabido, y la evidencia lo comprueba, que la cena, y cualquier otra comida del día tiene el mismo impacto y que no debemos tratar a una comida diferente a otras. Lo realmente importante sería el cómputo global al finalizar el día. Y mucho más interesante aún sería ese cómputo global semanal.

Por favor, si aún eres de esas personas que cenan una ensalada de lechuga, tomate y atún porque crees que de esa forma te estás haciendo un favor, convendría que revises tus creencias. Como siempre, y citando a Carlos Ríos: basa tu alimentación en comida real’

Cenar sin carbohidratos porque al no utilizarse, se convertirán en grasa. ERROR

Una vez más, la evidencia prueba lo contrario. Como comentábamos antes, importa mucho más el cómputo global al acabar el día que una ingesta en particular. Si deseas repartir tu ingesta de carbohidratos a lo largo del día y reservar una cantidad para esa última comida del día, ¡adelante!

Durante el descanso, nuestra actividad no es nula. Nuestro cerebro pone en marcha múltiples mecanismos de regeneración, recuperación y continúa manteniendo activas nuestras funciones basales. Y todo esto requiere una inversión energética. Sí, todo eso mientras duermes plácidamente.

Si quieres saber más sobre esto, echa un vistazo a este post sobre mejores y peores hidratos y cuándo comerlos.

No puedes comer fruta por la noche, ya que engorda. ERROR.

Ni siquiera en planes de pérdida de peso debería retirarse la fruta por creer que ese exceso de azúcar (fructosa) nos hará ganar unos kilos de más. En un reciente artículo publicado por Sergio Espinar, nos cuenta que:

Rara vez veremos una persona sana que consuma 10-12 frutas al día y si aun así fuese, no se observarían problemas siempre que se controlen las otras fuentes de carbohidratos. Por ello, pensar que consumir 3-4 frutas al día va a ser que nuestra pérdida de peso sea menor, indistintamente del momento del día, no tiene sentido”.

Recetas para cenas ligeras

¡Salmon! ¿A quién no le gusta? Vayamos con una receta sencilla.

cena ligero salmon

1 pieza de salmón fresco
Limón
Ajo y Cebolla en Polvo
Perejil
Albahaca
Pimentón Dulce
Pimienta (al gusto)

  1. Mezclar bien en un recipiente todas las especias. Añadir el zumo de medio limón. Mezclar bien y bañar bien nuestro salmón con este preparado.
  2. Llevar al horno (con papel de hornear) precalentado a 200º, durante unos 15min. A 180º
  3. Sacar del horno y servir.
  4. Puedes acompañar con una guarnición de verduras al gusto o unas papas también horneadas.

¡Revuelto de verduras & carne! ¿Te apetece una plato caliente y rico en nutrientes?

cena ligero verduras

Pollo / Pavo
Quinoa
Pimiento Rojo, Verde, Calabacín
Cebolla
Perejil
Semillas de Calabaza
Aguacate (para la salsa)

  1. Previamente hemos tenido la quinoa a remojar en agua  (4 horas antes de cocinarla)
  2. Cocinar la quinoa aparte. En agua, durante 20 min a fuego medio.
  3. Al mismo tiempo, hervir a fuego lento el pollo o pavo junto con las verduras troceadas.
  4. Moler ½ aguacate hasta conseguir una crema lo más homogénea posible.
  5. Colocar nuestro pollo y verduras ya cocinados en un bol, añadir la quinoa.
  6. Como topping añadir nuestra sencilla salsa de aguacate y unas semillas de calabaza.

¿Ensalada de frutas, huevo, queso semi & Gambas? ¡Fácil, Fresco & Sabroso!

cena ligero gambas

Gambas
2 Huevos
Queso semi o curado
Pera
Frutos Rojos
Espinacas & Canónigos

  1. No tiene ningún secreto. Cocer los huevos, poner una base verde para tu ensalada.
  2. Saltear aparte nuestras gambas.
  3. Añadir la pera troceada, los frutos rojos, los huevos cocidos y el queso semi o curado en triángulos.
  4. Añadir la pata de cerdo y aliñar con AOVE, vinagre y un toque de sal. ¡Listo!

Comentarios